El pastel de las entradas de cine

El pastel de las entradas de cine

Entradas Cine¿Por qué no bajan el precio de las entradas en el cine? Es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez. Para poder responder, es necesario conocer algunas cuestiones previas.

¿Sabéis quién fija el precio de las entradas?
¿O qué parte del pastel se lleva cada uno?
¿Cómo se financia la fiesta del cine?

¿Quién fija el precio de las entradas? Cada cine gestiona el precio de sus entradas, de acuerdo a la ley de oferta y demanda. Adicionalmente, como muchos sabemos, el precio puede aumentar con complementos como el 3D o las gafas.

¿Quién se lleva el pastel? En primer lugar, Hacienda. En 2012 pasó de ser un 8% a un 21%. Todo un contratiempo para las salas. En la situación actual, los derechos de autor se llevan un 3%, la productora y el distribuidor un 42% y la sala de cine el 34% restante. En el caso en que la productora y el distribuidor no sean la misma empresa, se deben repartir los ingresos. De esta forma, la productora se embolsa un 32% y la distribuidora un 10%, dentro del total del precio de la entrada. Estos valores son orientativos, pues pueden cambiar según el país, empresa distribuidora, empresa productora, o caso concreto.

El pastel de las entradas de cine

¿Qué ocurre en la fiesta del cine? Que todas las partes implicadas, excepto el Gobierno, aceptan rebajas en sus ingresos.

Llegados a este punto, si tomamos como referencia el precio medio de una entrada de cine en 2013 (7,20€), podemos calcular cómo se divide el pastel:

Hacienda: 1,25€
Derechos de autor: 0,226€
Productora: 2,414€
Distribuidor: 0,753€
Sala de cine: 2,561€

Basándonos en los números anteriores, para que una película resulte rentable a su productora debe ingresar en taquilla un montante superior a su presupuesto multiplicado por 3,33. Sin embargo, las películas también ingresan dinero gracias a publicidad, merchandising, ventas de DVD o Blu-ray, entre otras. Por ello, se suele decir que una película comienza a ser rentable si recauda en taquilla el doble de su presupuesto inicial.

Una vez que conocemos algunos detalles de la recaudación de las entradas de cine, situémonos en el escenario actual del cine español. Pese a que nos encontramos inmersos en una profunda crisis económica, el precio del cine no ha hecho más que aumentar desde 2004, mientras que la afluencia de público cada vez es menor. Así, en el periodo 2004-2012, se observa un aumento del precio medio de entradas de un 47,5%, pasando de 4,80€ a 7,08€ (recordemos que en 2013 el precio subió hasta 7,20€, siguiendo la misma tendencia). Por otro lado, el número de espectadores ha disminuido un 34,58% en el mismo periodo, pasando de 143,93 millones de espectadores en 2004 a 94,16 millones de espectadores en 2012. Es decir, los espectadores tienen más dificultades económicas para ir al cine, a la vez que los cines no ganan lo suficiente para cubrir sus gastos y suben el precio de las entradas. En definitiva, se trata de un círculo vicioso que alguien debe parar

Evolución precio y espectadores entrada de cine

Ahora que tenemos las respuestas a las preguntas más importantes, ¿quién pensáis que debe aflojar sus pretensiones para conseguir mayor afluencia de público a los cines: Gobierno, salas de cine, productoras…?

Me gusta...Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0